El Cultivo del Tomate Perita

 
Autor: Ing. Fernando Hernández
 

El Tomate perita es ampliamente cultivado a campo abierto en Venezuela, en Colombia, Perú y Ecuador, su uso es principalmente para hacer salsas tanto a nivel casero como industrialmente, en este documento se analiza la forma de cultivo y las particularidades de cultivo como fertilización, poda, aporque y control de malezas, plagas y enfermedades.

Tomate perita de crecimiento indeterminado

 

Descripción del tomate perita:

 
Conocido en Colombia como tomate Chonto, en Venezuela se conoce como tomate perita, se siembra en Ecuador hacia la costa en Guayaquil y en Perú en las inmediaciones de la ciudad de Lima. En Colombia la zona de cultivo es en todo el país las variedades de crecimiento indeterminado y hacia los departamentos de Santander del Norte y del Sur las variedades de crecimiento determinado. En Venezuela se cultiva en toda la cordillera Andinocostera en la época de lluvias y en las vegas de los grandes ríos llaneros como el Guárico y el Tiznados en la época seca.
 
Como todos los tomates hay híbridos de crecimiento indeterminado cuyo ápice vegetativo crece de manera indefinida e híbridos de crecimiento determinado que después de varias hojas el ápice se transforma en flor, requiriendo la planta emitir brotes laterales para seguir creciendo. Ambos tipos de tomates son plantas perennes que se cultivan como anuales y se recurre a acabar el cultivo cuando el volumen de producción no justifica seguir manteniendo vivo el cultivo.
 
La forma del fruto se caracteriza por ser mas largos que gruesos, su pulpa es menos ácida que los tomates redondos, su uso es principalmente para salsas y guisos que se pueden hacer tanto a nivel doméstico como de forma industrial, en el primer caso se dice que el tomate está destinado a consumo fresco, mientras que el segundo por supuesto es para uso industrial. El tomate perita se puede usar para hacer ensaladas crudas pero esa aplicación cada vez es mas ocupada por los tomates redondos, conocidos en Venezuela como manzanos.
 

Cultivo del tomate perita:

Tomate perita en Quibor

 
El semillero tradicionalmente se hace en canteros de un metro de ancho con suelo suelto tipo arenoso, con importantes aportes de materia orgánica bien descompuesta, los cuales deben ser desinfectados de alguna manera, se estila hacerlo en forma química, pero recomendamos la técnica de la solarización.
 
Actualmente se hace con bandejas de germinación en invernaderos, los cuales utilizan sustratos artificiales para producir las plántulas que luego son transplantadas al campo sin dañar la raíz, este sistema asegura menos pérdidas de plantas en el transplante, así como un mas rápido reinicio del crecimiento de la planta. Estas bandejas pueden ser producidas por los agricultores directamente, pero la norma es acudir a empresas especializadas en producir plántulas, ya que al estar todo el tiempo produciendo plántulas se amortiza el costo del invernadero en muchas plántulas y no como en el caso de que el productor haga sus plántulas donde la mayor parte del tiempo el invernadero va a estar vacío.
 
Algunos agricultores influenciados por los cultivadores de tabaco buscan hacer sus almácigos con la técnica flotante tan común en los tabacaleros, sin embargo esta técnica no la recomendamos por lo que se expondrá en el siguiente párrafo.
 
El secreto para producir las plántulas de tomate es no regar en exceso los semilleros, de tal forma que se favorezca la respiración vegetal y se fomente el desarrollo de las raíces, si usted riega copiosamente su semillero, de una forma muy frecuente, las plántulas no tendrán necesidad de hacer crecer sus raíces y la misma será muy débil al momento del transplante, ya que se favoreció el desarrollo del sistema aéreo sobre el radical.
 
El transplante se hace aproximadamente al día 21 de haber sembrado la semilla en las zonas tropicales cálidas, si usted cultiva sus tomate en clima frío el transplante se puede demorar al día 30 incluso al 35. El criterio para el transplante es que exista suficiente raíz en el cepellón.
 
Dependiendo del sistema de siembra será la densidad a utilizar, en el caso de tomate a cultivar con tutoraje usando estacas o palos, la distancia de siembra es de 30 a 40 cm. entre plantas y de 1 mt a 1,50 mts entre hileras. Si usted va a cultivar sus tomates postrados en el suelo como en el caso del tomate de industria la distancia de siembra la puede bajar a 20 cm. entre plantas y mantener la distancia entre hileras, la cual está mas influenciada por la separación de las ruedas del tractor que se requiere para hacer el resto de las labores de campo.
 
Los tomates de crecimiento determinado se pueden cultivar con tutoraje o postrados en el suelo, se puede hacer o no podas y pinzamientos a criterio del agricultor, sin embargo los tomates de crecimiento indeterminado obligatoriamente requieren de poda de los brotes laterales y limitar el número de ejes a uno, dos o máximo tres para evitar que la plantación se vuelva inmanejable. La altura de los palos en los tomates de crecimiento determinado puede ser de 1,20 mts, en el otro caso los palos deben medir mas de 1,50 mts. En todo caso es claro que los tomates de crecimiento indeterminado requieren mas mano de obra que los tomates de crecimiento determinado.
 
El aporque favorece el desarrollo de nuevas raíces en la base de la planta, aparta el exceso de humedad del tallo y mejora el drenaje, todo esto ayuda a reducir la incidencia de enfermedades como la Ralstonia solanacearum, el Phytium y la Phythophthora. Ideal es aporcar cuando usted riega por surcos o aspersión, sin embargo cuando usted riega con riego por goteo esta técnica se hace muy difícil por el daño que hace la cultivadora y la aporcadora a las mangueras. Cuando usted hace aporque es muy recomendable que abone previamente la plantación de tal forma que el abono quede enterrado cerca de la base de la planta.
 
Las malezas se pueden controlar con herbicidas como Metolacloro, Metribuzin, Alacloro, Pendimentalin, Gramoxone en forma dirigida y las sulfonilureas como Rinsulfuron y Pyrasosulfuron muy efectivas en el caso del Cyperus rotundus. Sin embargo todos estos productos tienen la persecución propia de que son objeto los agroquímicos, además de la precaución de considerar el cultivo que se va sembrar después del tomate, es muy conocido el efecto fitotóxico que hace el Metribuzin en el maíz después de haber culminado un cultivo de papa o tomate que utilice este herbicida. Para una agricultura mas ecológica se pueden usar los acolchados plásticos con riego por goteo, la cultivadora y la escardilla.
 
La fertilización se hace en forma tradicional por fertilizantes edáficos, los cuales se agregan una parte al momento de la siembra que incluye todo el fósforo, una parte del nitrógeno y del potasio, posteriormente un reabono al aporcar con el resto del nitrógeno y del potasio si se cultiva para la industria, si se cultiva para consumo fresco con tutoraje usted puede además del abono que coloca para el aporque hacer dos o tres abonadas adicionales al inicio y durante la cosecha para prolongar la vida de la mata, es común que aparte de nitrógeno y potasio en esas reabonadas se aplique calcio en forma de nitrato de calcio, esto evita un daño llamado culillo por los agricultores y técnicamente se llama daño apical que es muy común en los tomates deficientes de calcio.
Puede probar nuestro software gratuito instalado en nuestros servidores para el calculo de la dosis de abono requerida por su cultivo dependiendo de los analisis de suelo y el potencial de rendimiento del cultivo en sus tierras, para ello haga clic a continuación en el calculador de fertilizantes y seleccione la opción de tomates.
 
El tomate como buena Solanacea le gusta el potasio en forma de sulfato o nitrato, pero algunos híbridos toleran muy bien el cloruro como el caso de Rio Grande y Shanty.
 
Cuando usted cultiva el tomate con riego por goteo la fertilización se hace en forma distinta y será objeto de un artículo aparte especialmente para el fertirriego del tomate.
 
Dentro de las plagas que atacan al tomate destacan el perforador del fruto del tomate, la mosca blanca, el pasador de la hoja, la palomilla, los trips, los ácaros y gusanos cortadores de plantas recién transplantadas. Cada uno de estas plagas tendrá un artículo aparte.
 
Las enfermedades que afectan al tomate son principalmente Ralstonia solanacearum, Alternaria, Phythophthora, Phytium, Cladosporium, Stemphylium y las virosis que serán discutidos posteriormente.
Tomate afectado por Ralstonia solanacearum
 
La cosecha se hace cuando el fruto está pintón si el tomate va al mercado fresco o cuando está totalmente maduro cuando va a procesamiento industrial.
 
Tenemos amplia experticia en el cultivo del tomate si usted requiere asesoramiento puede visitar nuestro programa de asistencia técnica agrícola por Internet o si desea hacer algún comentario o pregunta sencilla puede hacerlo escribiendo a nuestro correo electrónico comentarios@agro-tecnologia-tropical.com
 

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec