Polinización Natural de la Parchita Maracuyá por Cigarrones

Autor Ing. Agr. MsC. Arístides Campos

El exito del cultivo de la parchita maracuya (Pasiflora edulis var flavicarpa) depende extrechamente de la polinización la cual presenta particularidades como la necesidad del polinizador eficiente, genética de las planta, horas de la apertura de los orgános sexuales y condiciones adecuadas de clima. Todo esto se analiza a profundidad en este artículo.

Cigarrón polinizando parchita maracuya

En el artículo anterior analizamos en forma general los factores a considerar para el cultivo de la parchita dentro de los cuales resalta la polinización y la presencia del cigarrón. 

Los aspectos más relevantes de la parchita aún no se desarrollan con firmeza en las condiciones de manejo actual,  debido a la poca importancia que se le ha dado al cultivo aun conociendo que la pulpa suministra acido ascórbico, precursor de vitaminas y que la cáscara contiene altos valores de pectina.
Dada la importancia de los dos factores antes mencionados (acido ascórbico y pectina), estos se pueden relacionar con la polinización, que si no ocurre de forma adecuada, la cantidad de pulpa no será la que comercialmente se requiera y la cáscara no tendrá la conformación adecuada para ser aprovechada en la producción de pectinas. Por esto se debe hacer énfasis en que la polinización se dé en el momento adecuado y en las condiciones adecuadas. Debemos entonces entender como ocurre en forma práctica este evento.
La planta aún cuando presenta los dos sexos en la misma flor, no puede ser polinizada por ella misma ya que existe una incompatibilidad relacionada con la viabilidad del polen (parte masculina) y la receptividad del estigma (parte femenina) por lo tanto no se encuentran de manera sincronizada para que ocurra la fecundación o formación de semillas y crecimiento del fruto. Esto ocurre así, el polen esta viable a partir de las once y treinta de la mañana y el estigma comienza su receptividad a partir de la una y treinta de la tarde, esto ocurre en la misma planta y en la misma flor a la vez por lo tanto se requerirá polen de otra planta para que ocurra la polinización y por ende la formación del fruto.
 Aquí es donde interviene el cigarrón, este se posa en una gran cantidad de flores y en la parte superior de su cuerpo que está conformada por vellosidades se adhiere el polen  y así es trasladado a otras flores pudiéndose realizar la polinización de manera efectiva.
Cigarrón con polen en su dorso que se pone amarillo
Coloquialmente el agricultor entiende que si el cigarrón presenta el dorso amarillo significa que ha recogido bastante polen y va a haber una excelente cosecha de frutos de calidad, pero si por otro lado el dorso es negro igual que el resto del cuerpo, significa que no ha recogido polen, por haberlo robado otros insectos o por haberlo deteriorado la lluvia, entonces los frutos saldrán vacios y sin semillas o en el peor de los casos deformes. En todos esos casos se pierde la calidad comercial de la parchita.
Si las condiciones de humedad relativa son adecuadas (70 a 75%) y no se presenta lluvia el polen viable no se deteriorará y el cigarrón saldrá a volar para garantizarse el suministro de este que al final le servirá como fuente de alimentación y por consecuencia y en provecho del productor realizará un trabajo de manera efectiva.
 Nos preguntamos entonces, por qué no desarrollar una técnica para la crianza de estos amigos y potenciar el rendimiento del cultivo. Son muy pocas las experiencias en este sentido, se puede plantear como tema de interés para investigadores del área entomológica y porque no como factor de interés comercial para su crianza y comercialización como ocurre con abejorros utilizados para la polinización de cucurbitáceas y solanaceas en cultivos en invernaderos.
De sumo interés para los productores es la presencia de los cigarrones, pero no todo está perdido si estos no se encuentran, porque también existe la técnica de polinización asistida que se desarrollará en  próximos capítulo.
Hay otros polinizadores que visitan la flor de la maracuya como lo son las abejas y los pegones, sin embargo estos son considerados polinizadores poco eficientes, la estructura anatómica de la flor está diseñada para ser polinizada en forma adecuada por los cigarrones. En el caso de que la polinización sea realizada exclusivamente por abejas o pegones se presentarán los casos de frutos huecos o deformes antes analizados.

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec