Autor: Ing. Fernando Hernández
 
El impacto ambiental de los invernaderos debe ser tenido en cuenta a la hora de su construcción, al tener presente los efectos colaterales que produce un invernadero nos permite tomar medidas para mitigar los efectos adversos y potenciar los impactos favorables. Este documento analiza ambos impactos los positivos y los negativos sobre el ambiente.
Invernadero de plántulas en el suelo
 
El primer punto a considerar es el lugar donde se planea construir el invernadero y para ello debemos considerar el tipo de suelo que poseemos, si el suelo es de optima calidad no tiene sentido cultivar en sustratos artificiales, por otro lado si el suelo posee limitantes importantes para el desarrollo agrícola entonces si se justifica intervenir el recurso suelo, haciendo algún tipo de relleno y colocando sustratos artificiales, para profundizar sobre este tema recomendamos leer el artículo sobre sustratos artificiales.
 
Requerir modificar el suelo tiene varios niveles, el mas básico es mantener el suelo como está y hacer  micronivelaciones para favorecer el drenaje dentro del invernadero, la intervención mas profunda del recurso es el relleno con granzón u otro material, para luego colocar un recubrimiento plástico y encima colocar contenedores y sustratos artificiales. Puntos intermedios son la incorporación de enmiendas como materia orgánica, encalado y lavado de sales que tienden a mejorar el recurso suelo dentro del invernadero pero que puede tener un efecto sobre el resto del ecosistema, varias preguntas a responder son:
 
 ¿A donde se van las sales cuando se hace un lavado de sustrato o de suelo para sacar el exceso de salinidad?
 
¿Qué impacto tienen estas sales en el resto del ecosistema?
 
¿Puede eutroficar rios, lagos o el mar?
 
Otro punto importante en cuanto al impacto ambiental en los invernaderos son los plásticos, de ellos debemos considerar el destino que se le darán a mangueras, techos, contenedores de sustratos y material de tutoraje una vez llegados a su vida útil, lo ideal sería un programa de reciclado de estos materiales, lo menos deseado es quemarlos.
 
La fertilización requiere un cuidado especial, el impacto ambiental puede ser importante, las dosis de abono deben estar lo mas cercana posible a los requerimientos del cultivo, para ello recomendamos leer el artículo que nos indica con cuanto fertilizar, adicionalmente debemos buscarle un uso al agua de drenaje, que recomendamos utilizarlo para regar pastizales o frutales, o incluso cultivos de cereales, todos estos menos exigentes de unas proporciones tan exactas en los nutrientes como los cultivos de invernadero. En todo caso no debemos verterlas en ríos, lagos o lagunas, su efecto contaminante es muy alto y produce eutrofización de las mismas.
 
Hacer un seguimiento al clima y a las necesidades hídricas del cultivo nos permiten reducir el agua de drenaje, a pesar de estar bajo techo la demanda de agua por los cultivos varia de una día para otro si el mismo está soleado, si hay brisa, si está lloviendo o si simplemente está nublado, también se modifica de acuerdo a la edad de la planta. El agua de drenaje  proveniente del riego en exceso yiene un importante impacto ambiental, ya que contiene fertilizantes y en el peor de los casos hongos patógenos, hemos desarrollado un modelo matemático que permite controlar estas variables reduciendo significativamente la necesidad de regar en exceso y reducir el agua de drenaje proveniente del interior del invernadero.
 
El diseño de las estructuras de drenaje externas al invernadero en la parcela pasa a ser muy importantes para reducir el impacto ambiental de los invernaderos, si se posee un solo invernadero de 2500 metros cuadrados tal vez el problema no sea muy importante, pero si se poseen varias hectáreas bajo techo este es un factor importante a considerar, cuando llueve el suelo normalmente absorbe parte del agua en un proceso conocido como infiltración y solo una fracción se desplaza por arriba del suelo como drenaje superficial, en el caso de los invernaderos la lluvia pasa 100% como agua de drenaje superficial ya que el plástico no deja que  la absorba el suelo, esta agua de drenaje de ser excesiva puede causar erosión e incluso atentar contra la vida de la estructura del invernadero sobre todo si erosiona la posible terraza donde este construido el invernadero. Cada caso debe ser considerado en sus particularidades en especial la pendiente del terreno donde está construido el invernadero. 

Erosión en la base de los invernaderos

 

 

Tipos de canales de drenaje

Drenaje tipo trapecio

Drenaje tipo triangulo

 
Canal de drenaje tipo trapecio
Canal de drenaje tipo triangulo

 

Introduzca area total bajo invernaderos: metros cuadrados

Introduzca intensidad de la lluvia de diseño: mm/hora mm/hora

Velocidad del agua en el drenaje: m/seg

Defina el tipo de drenaje:

Los desechos vegetales provenientes de la poda o la eliminación de las plantas al finalizar el cultivo, inclusive los frutos dañados por plagas y enfermedades, así como los que no tienen calibre comercial también causan impacto ambiental por los invernaderos. Hemos tenido experiencias exitosas alimentando bovinos con el follaje del tomate y cerdos con los frutos antes mencionados, en el caso de los desechos vegetales como tallos y hojas los mismos pueden pasar por un proceso de compostaje resultando en un nuevo sustrato para uso agrícola o incluso los hemos regado en campos vecinos incorporando los mismos inmediatamente con la rastra para aumentar el contenido de materia orgánica de suelos que se cultivan a campo abierto, en todo caso no debemos dejarlos apilados en rumas permitiendo la diseminación de plagas y enfermedades.
 
Los sustratos eliminados de los invernaderos por acumulación de plagas o enfermedades también causan impacto ambiental. Si las enfermedades presentes en dichos sustratos eran Phythophthora, o Phythium, hay que tener presente que las mismas tienen esporas capaces de nadar y si con el agua de lluvia las mismas pasan a ríos, los mismos pueden quedar contaminados y enfermar cultivos de papa u otras Solanaceas aguas abajo. Igual consideración hay que tener si el ataque es por Ralstonia solanacearum, Verticillium o Fusarium aunque estos últimos patógenos no tienen la movilidad de los dos primeros hongos mencionados al principio de este párrafo. Una alternativa es incorporarlos junto con el follaje de las plantas en un proceso de compostaje, donde se producen temperaturas de 60 centigrados capaces de destruir las referidas esporas.
 
Como un impacto ambiental  muy positivo queremos indicar que las altas producciones obtenidas en los invernaderos permiten alimentar una creciente población humana sin incorporar nuevas tierras para uso agrícola, ayudando a mantener los bosques vírgenes inalterados.
 
También es un impacto ambiental  positivo que al controlar el microclima en el interior de los invernaderos se restringe el desarrollo de plagas y enfermedades con métodos distintos a los agroquímicos y es una forma de lograr los cultivos ecológicos u organopónicos tan de moda actualmente.
 
Mejorar la rentabilidad en el campo induce a que la población campesina no migre a las ciudades donde los servicios públicos ya están colapsados y el medio ambiente deteriorado, esto es un impacto ambiental positivo para las ciudades en forma indirecta.
 
Por el uso tan intenso de los recursos también permiten el desarrollo de la agricultura urbana con esta tecnología, reduciendo el impacto que representa el traslado de alimento del campo a la ciudad y reduciendo el desempleo urbano.
 
Todos estos aspectos positivos son tratados en profundidad en el artículo “Justificación de los Invernaderos Tropicales”.
 
Si usted desea reducir el impacto ambiental de sus invernaderos o está diseñando la instalación de alguno en este momento nosotros podemos ayudarlo con nuestra experiencia en el área, para ello puede visitar nuestro programa de asistencia técnica por Internet o enviarnos un e mail a comentarios@agro-tecnologia-tropical.com

Powered by FerozoSiteProvided by Dattatec