Control de la Palomilla en Cultivos de Papa y Tomate

Autor:Ing. Fernando Hernández



Agro Tecnologia Tropical en Twitter Agro Tecnologia Tropical en Facebook  Canal de Agro Tecnologia Tropical en YOUTUBE Sígueme en Likedin sígueme en Instagram

La Palomilla es una importante plaga del tomate y de la papa, causa daños que pueden limitar el desarrollo de estos dos cultivos, en este documento trataremos la forma de controlar a la plaga conocida científicamente como Ptorimaea operculella.

Daños que causa la palomilla en el follaje:


La palomilla es una plaga del cultivo del tomate y del cultivo de la papa, se caracteriza por causar daños al follaje que producen disminución de los rendimientos y de la capacidad productiva de la planta, pero el impacto más importante ocurre a nivel de frutos en el tomate y de los tubérculos en la papa que afectan directamente al producto comercial.


Las ventanas se producen cuando la palomilla come el mesofilo

El deterioro que causa la palomilla comienza a nivel del follaje cuando las larvas consumen el mesófilo de la hoja.

Por mesófilo se entiende la parte interior de la hoja de una planta que se encuentra entre la capa externa superior y la capa interna inferior, cuando los gusanos se consumen ese tejido queda una especie de ventana dentro de la hoja por la cual pasa la luz.

Es en el mesófilo donde se encuentran los cloroplastos y la clorofila que producen la fotosíntesis que es el proceso que produce el alimento de las plantas, por eso al ingerir las larvas de la palomilla este tejido la hoja pierde el color verde en las zonas afectadas y se afecta la capacidad de la planta de producir alimentos que se traducirán al final en menos papas y tomates, con tubérculos y frutos más pequeños.

En ataques intensos de palomilla en el follaje, la planta deja de ser verde y luce de color marrón, se pierde la capacidad de la planta de alimentarse y la misma se atrofia y deja de emitir tallos, flores y frutos.

Esta pérdida de productividad es tan intensa que de por si amerita toda la atención del agricultor, sin embargo la afectación por palomilla es más importante cuando consideramos los daños que describimos a continuación:

Daños que causa la palomilla en el producto a cosechar:


Cuando la intensidad del ataque es importante, las larvas no consiguen alimento en las hojas y salen de la misma a buscar alimento en otras partes y se alojan en los frutos del tomate donde hacen galerías externas que si bien no producen pudriciones secundarias como en el caso del perforador del fruto del tomate, si causan daños que afectan el valor comercial del tomate.

La palomilla afecta a los tuberculos

Cuando el cultivo de la papa no está bien aporcado y los tubérculos afloran a la superficie se hacen susceptibles al ataque de la palomilla, que produce galerías externas e internas que dañan todo el valor comercial de las papas, además se pierde todo valor como semilla para otros lotes.

Los suelos que tienden a agrietarse en el proceso de humedecimiento y secado, dejan expuestos los tubérculos al ataque de estos gusanos.

Es común también la proliferación de palomilla en los galpones donde se almacena la papa, bien sea para ser usada como semilla o para ser usada para consumo humano, bastan pocos tubérculos enfermos para que en lapso de semanas se produzca una población tan grande que puede destrozar toda la producción almacenada.

La tolerancia para la presencia de palomilla en semilla de papa es cero, sin embargo los agricultores acostumbran guardar papas pequeñas para ser vendidas a otros agricultores que la utilizan como semillas.

No se tolera la presencia de palomilla en la semilla de papa

Cuando la venta de tubérculos de papa para ser usada como semilla se hace de manera informal sin la supervisión de ningún ente regulador del estado, se corre el riesgo de trasladar la palomilla de una región a otra.


Control de la Palomilla en Cultivos de Tomate y Papa.


Rotación de Cultivos

El control de la palomilla se logra haciendo una efectiva rotación de cultivos ya que la plaga es específica para los cultivos de tomate y papa.

Esta plaga es un buen ejemplo de porqué no se pueden rotar cultivos de la misma familia botánica y se logra mucho mejor resultado cuando después de un cultivo de papa o tomate se realiza un cultivo de maíz, monte chino, etc.

Para conocer más sobre la importancia de la rotación de cultivos les recomendamos visitar el siguiente link:

Rotacion de Cultivos

Evitar Escalonar Cultivos:

Por problemas de disponibilidad de mano de obra, potencia del tractor, capacidad de la maquinaria, o para poder tener una cosecha escalonada y poder vender a mejor precio la producción, los agricultores acostumbran a no sembrar todos sus lotes al mismo tiempo y en un lapso de dos meses hacen dos o tres siembras en lotes contiguos.

También sucede que un agricultor siembra una semana y el vecino siembra dos o tres semanas después.

En ambos casos se está haciendo escalonamiento de la siembra y esto trae como consecuencia que la plaga se mudará del primer cultivo al más nuevo, en este caso la consecuencia la sufrirá el cultivo más joven que recibirá las plagas de los lotes más viejos y se compromete fuertemente la producción de ese lote más nuevo.

Evitar el escalonamiento de cultivos es de suma importancia cuando hay presencia de trips, liriomyza y mosca blanca, pero es de suma importancia cuando hay presencia de perforador del fruto del tomate y de palomilla.

La palomilla se aloja en los tubérculos y en las hojas, cuando se cosecha el lote, la plaga se queda sin comida y migra a los cultivos vecinos, donde coloca sus huevos y la población de palomilla crece de manera significativa y en forma explosiva dañando el cultivo más joven.

En el artículo ( Cultivo de papas en el tropico calido ), se menciona que la fecha ideal para la siembra de la papa en las zonas cálidas en Venezuela es de septiembre a diciembre, pero eso no significa hacer escalonamientos de siembra, para ello deben ponerse de acuerdo los productores y sembrar en forma organizada, por ejemplo en el Valle de Chirgua, pueden sembrar al mismo tiempo todos los productores ubicados en Cariaprima-Potrerito y un mes después los ubicados en la zona de la Alcabala-La Paredeña, de esta forma hay distanciamiento de las fechas de siembra, pero no se presenta escalonamiento de la siembra reduciendo la incidencia de palomilla.

Los productores de Bejuma pueden sembrar en otra fecha todos juntos, luego los de Aguirre todos al mismo tiempo y finalmente los de Agua de Obispo.

Las personas que cosecharán los cultivos se pueden desplazar a las distintas zonas de esta forma siempre tendrán trabajo a lo largo de la temporada de cosecha.

En los invernaderos el problema del escalonamiento es más complejo, ya que cada empresa trabaja de una forma independiente y tiene contratos de suministro con distintos clientes a los cuales debe atender en forma confiable, para entender la importancia de esta aseveración recomendamos visitar el siguiente link en lo referente al tema de la continuidad:

Mercadeo Agricola

Cuando el agricultor dispone de un solo invernadero el problema no es tan grave y sólo debe cuidarse de los cultivos de papa y tomate que hacen sus vecinos, dando tiempo para que desaparezca la palomilla para proceder a hacer su siembra.

Cuando el agricultor dispone de varios invernaderos y mantiene una producción escalonada a lo largo del año debe recurrir a otras técnicas de control para mitigar la obligación de hacer escalonamiento de cultivos.

Trampas de luz para la palomilla.

En nuestro programa de asistencia técnica hemos conseguido la excelente respuesta para el control de la palomilla que producen las trampas de luz ultravioleta, las mismas que se utilizan en los restaurantes para controlar moscas.

Estas trampas deben ser limpiadas a diario cuando la población de palomilla es alta o una vez semanal o quincenal cuando la población es baja. La idea es mantener las rejillas electrificadas libres de insectos para que continué haciendo su labor de control.

El otro cuidado es colocar algún sistema de protección eléctrica similar al usado en las lavadoras, neveras y televisores, dado que en las zonas rurales la electricidad es poco confiable y estable con alto riesgo de dañarse las lámparas por fluctuaciones eléctricas indeseables.

El lugar para colocar las lámparas es fuera del invernadero cuando la plaga no ha atacado al cultivo y dentro del invernadero cuando se presentan los primeros ataques, en especial cuando las plantas están pequeñas. Cuando las plantas crecen deben haber varias trampas que iluminen buena parte del invernadero.

Dentro de este apartado se pueden mencionar las trampas amarillas impregnadas con una sustancia adherente como pega de ratones mezclada con gasolina o con melaza, sin embargo hemos conseguido que este sistema es muy trabajoso de mantener y el agricultor tiende a descartarlo.

Eliminar restos de cosechas

Cuando termina un cultivo debe eliminarse completamente con pase de arado o varios pases de rastra los restos de cosecha que quedan en el campo, en esas pocas plantas y tubérculos que quedan en el suelo puede mantenerse viva la palomilla y causar daños a los próximos cultivos.

Aunque parezca imposible de lograr no deberían quedar tubérculos de papa en el campo después de finalizada la cosecha, ni siquiera la golilla o papas demasiado pequeñas para ser cosechadas.

En los invernaderos debe retirarse el follaje afectado ser destruido convenientemente, no basta depositarlo en una zona donde la plaga pueda completar su ciclo de vida y regresar a afectar al cultivo nuevo que se va a sembrar.

Permitir el compostaje con el calentamiento de la masa vegetal es conveniente porque de esa forma se mueren pupas y larvas de la palomilla.

Si en medio del cultivo de maíz se desarrollan plantas adventicias (que nacen solas sin ser sembradas) de papa de tubérculos que quedaron en el campo del cultivo anterior es muy inconveniente ya que en esas papas se multiplican las palomillas que causarán daño en el siguiente cultivo de papa.

Control manual

Dentro de los invernaderos se puede hacer control manual, eso significa que cuando la incidencia de la plaga es incipiente retirar las hojitas afectadas con la palomilla, donde se observa la ventana que causa el daño del insecto, de esa forma se matan las población inicial y se reduce la severidad del ataque a futuro.

En un cultivo de papa a campo abierto el control manual  práctica es prohibitiva.

Control con Productos Botánicos

El extracto del árbol de neem, afecta de manera considerable a la palomilla, le reduce la fertilidad a las hembras, la palatabilidad de la planta cambia y el gusano pierde interés de alimentarse de la planta, incluso se afectan el crecimiento del insecto cuando cambia su esqueleto externo (exoesqueleto) al momento de pasar de un estado de crecimiento a otro.

El extracto de ajo actúa como un insecticida de contacto sobre los adultos y el extracto de ají picante también afecta la palatabilidad de la planta, en consecuencia el insecto deja de alimentarse y de causar daño al cultivo.

Control con agroquímicos

En nuestro programa de asistencia técnica preferimos que este sea la última estrategia de control, sin embargo recurrimos a ella cuando es necesario.

Los productos fumigantes como piretroides y carbamatos tienen utilidad sólo en la fase cuando el gusano sale de la hoja y se dispone a pupar para convertirse en polilla. Cuando el gusano crece dentro de la hoja estos productos son inútiles ya que no alcanzan a la plaga y esta sobrevive. Cuando existe solapamiento de fases de desarrollo tampoco tiene utilidad el uso de este tipo de insecticidas.

En las fases de larva y pupa, los insectos no están expuestos a los agroquímicos del tipo fumigante, en el primer caso por estar dentro de la hoja y en el segundo por estar recubierto por una capa blanca de seda tejida por el insecto que evita el contacto de la pupa con el medio externo.

Ciclo de vida de la palomilla larva, pupa, adulto

Los inhibidores de quitina actúan por ingestión, el insecto debe comerse el veneno para ser afectado, en el caso de la fase de larva el veneno no actua cuando el gusano está dentro de la hoja, se recomienda tratar con los inhibidores de quitina a los huevos para que cuando la larva muerde la cascara para salir del cascaron recibe una dosis mortal del insecticida, también puede verse afectada la larva cuando muerde la superficie de la hoja para ingresar al mesófilo.

En el orificio de salida, ya el gusano está muy grande y el inhibidor de quitina no actúa sobre el gusano.

Igual consideración a la tomada con los inhibidores de quitina hay que tomar cuando se usan otros productos de ingestión como el Spinosad.

Una excepción es con el Clorfenapir que es un insecticida translaminar de ingestión excelente para el control de la palomilla cuando esta se encuentra en el mesófilo de la hoja. Por ser un insecticida translaminar se entiende que la hoja lo absorbe y se aloja en el mesofilo de la hoja donde se encuentra la plaga causando el daño. Sin embargo debemos hacer la acotación de que este es un insecticida muy tóxico.

Otros productos que tienen efecto contra la palomilla pero que no son tan eficientes tenemos al cartap y a las abamectinas.

En la sección lateral de esta página está nuestro correo de contacto si desean hacer alguna consulta, sugerencia  o suscribirse a nuestro servicio de asistencia técnica por internet.