Momentos Difíciles en La Agricultura

Autor:Ing. Fernando Hernández



Agro Tecnologia Tropical en Twitter Agro Tecnologia Tropical en Facebook  Canal de Agro Tecnologia Tropical en YOUTUBE

La agricultura está expuesta a múltiples adversidades, muchas son comunes a otros sectores de la economía, pero algunas son exclusivas de la agricultura, en otros casos a pesar de ser problemas comunes a los otros sectores de la economía la forma de afrontarlos es exclusiva de la agricultura. En este documento haremos una revisión de algunos de estos factores que crean momentos difíciles en la agricultura.

 

No queremos ser pesimistas pero la agricultura es una actividad muy difícil.

 

En nuestro sitio web pretendemos dar un carácter optimista a todos los temas que abordamos, cuando mostramos los problemas siempre queremos  dar posibles soluciones, sin embargo deseamos alertar a todos los emprendedores que escapando de otros sectores con problemas pretenden incursionar en la agricultura, no con la idea de que desistan de la actividad sin siquiera intentarlo, más bien con la idea de recibir información de los riesgos a los que se exponen y tomar las medidas preventivas de acuerdo a cada problema en cuestión, es mejor estar informados a priori, que ser sorprendidos por los problemas y decir que nadie me dijo nada al respecto.

Como todo emprendimiento bien sea de carácter agrícola o no agrícola, de cada 10 nuevas empresas que se constituyen al cabo de 2 años queda la mitad y después de 5 años queda una sola, eso significa que las otras fracasaron por diversas causas, entre ellas los momentos difíciles y la forma de cómo el agroemprendedor afronta esos nuevos retos.

La actividad agrícola no es facil

La vida debe ser vista como una carrera de obstáculos donde a cada momento se nos presentan nuevos retos que deben ser superados, en algunos de esos obstáculos podemos caer pero siempre debemos levantarnos y por supuesto seguir adelante.

Los agricultores al igual que otros sectores de la economía están expuestos a problemas legales, laborales, disponibilidad de mano de obra, inseguridad legal, personal e institucional, presiones de la economía, de la competencia, suplencia de insumos, nuevos impuestos, competencia de empresas transnacionales o importación desleal y pare usted de contar.

Adicionalmente la agricultura está expuesta mucho más que otros sectores de la economía a las fluctuaciones del clima, que fomentan plagas y enfermedades, a fluctuaciones poblacionales de insectos producto del clima y de la actividad que ejercen los agricultores  vecinos y existen riesgos como picaduras de culebras, de escorpiones, avispas, tanto para el dueño del emprendimiento como para sus trabajadores y familiares.

En las zonas rurales y en especial las zonas rurales de los países en vías de desarrollo, los servicios de electricidad, internet, telefonía celular,  agua, correo, vialidad, entre otros no son los más adecuados  y eso puede complicar un poco la calidad de vida y la capacidad de resolver los problemas que presentan los momentos difíciles. Hay una tendencia actual que todos los problemas se resuelven por internet, si el servicio de internet es deficitario, entonces el agricultor no podrá resolver estos problemas desde el campo y a la complicación del problema que se le presenta hay que sumarle la complicación que representa vivir en el campo.

Finalmente por tratarse de zonas lejanas a las ciudades muchos problemas se pueden resolver después de muchas horas de viaje, una diligencia en un ente gubernamental puede representar para una persona en la ciudad perder unas horas que representa montarse en el metro e ir a tal o cual ministerio, pero cuando la diligencia debe hacerla la persona del campo debe primero llegar a la ciudad y luego agarrar el metro, a veces para que le digan que vuelva mañana con tal o cual recaudo. Si los problemas son de salud como puede ser un ataque al corazón o una quimioterapia debe primero viajar a la ciudad para tener la esperanza de poder ser atendido.

Pasamos a describir un poco más en profundidad los problemas que se presentan en la agricultura y como hacen los agroemprendedores para afrontarlos.

 

Problemas comunes a todas las áreas de la economía.

Momentos dificiles crea el traslado del campo a la ciudad

 

Problemas legales:

La interacción entre seres humanos siempre acarrea conflictos, en las sociedades las leyes están hechas para dirimir esas diferencias en forma pacífica, en casos extremos cuando dos personas no se ponen de acuerdo es un juez quien determina cual de las partes tiene razón en sus planteamientos y resuelve la disputa, en el caso agrícola contratos de suministro de insumos o cosechas generan muchas fuentes de disputas, los aspectos laborales son de suma importancia,  así como la delimitación de las tierras y el acceso al agua.

Las mismas leyes cuando están mal diseñadas también crean condición de incertidumbre y momentos difíciles que deben ser afrontados por el agricultor. La seguridad jurídica es la base a las inversiones a largo plazo que son las que fomentan el desarrollo de un país, si las leyes no garantizan la seguridad jurídica sobre las tierras esto representa un freno a la hora de decidir hacer inversiones en mejoras de infraestructura, construcción de invernaderos,  saneamiento de tierras, drenajes, nuevas construcciones, etc. Sin embargo sólo es cada agricultor el que debe tomar la decisión de que con el marco jurídico existente si está dispuesto a seguir en la actividad agrícola o si decide abandonar la actividad vendiendo sus tierras generalmente a precio de gallina flaca con unas pérdidas económicas importantes.

La actividad agrícola en teoría es muy fomentada por razones geopolíticas en casi todos los países del mundo, sin embargo en ese proceso de fomento se crean leyes cada vez más complejas y de difícil cumplimiento, esto representa mayores gastos para los agricultores para mantenerse en el negocio agrícola, en este caso el estimulo a la producción se convierte en un freno para mantenerse en la agricultura.

En este caso de leyes que representan una carga burocrática importante para el productor del campo, que lo distrae de su actividad medular de producir alimentos, entonces el agricultor debe decidir  si acata o no las reglas de juego que se le presentan a cada momento o si asume el riesgo de incumplir las leyes nuevas que cada día se presentan, especialmente porque las nuevas leyes siempre vienen acompañadas de amenazas de prisión o multas para fomentar su cumplimiento. Por esta vía alentamos a los legisladores de los países del mundo a hacer leyes que fomenten realmente a la agricultura y no que representen obstáculos para los mismos, esa es la forma en que pueden asegurarse alimentos para sus pueblos.

La inseguridad en el campo

Es común que en una finca exista al menos una escopeta, ideal sería que fuera usada para cacería aunque a la redacción de este sitio web no le gusta la cacería de especies silvestres, pero la realidad es que esa escopeta es en teoría para defenderse de personas extrañas.

Por lo apartado de las fincas, sus ocupantes están siempre expuestos a personas mal intencionadas que visitan las fincas con fines nada nobles y la presencia de armamento en teoría disuade algunas personas a causar daños a determinadas fincas, sin embargo como las carreras armamentistas de los países, si en una región las fincas se defienden con escopetas, entonces los antisociales disponen de rifles y si en las fincas hay rifles entonces los malechores disponen de metralletas.

La defensa del agricultor comprende la protección de los cultivos y sus cosechas, en especial cuando adquieren buen precio en el mercado, así como la protección personal del agricultor, de su familia y de sus trabajadores, el ganado está expuesto a cuatreros y debe ser vigilado al igual que las cosechas, finalmente hay que defender la finca en sus linderos para no ser sujeto a invasiones de personas que se encargan de tomar tierras a la fuerza y los invasores amparados en leyes mal concebidas, toman las tierras a la fuerza generalmente en medio de la noche y después de varios meses comercializan las tierras generando para los invasores ganancias a costa del esfuerzo de los legítimos dueños de las tierras.

El paramilitarismo se desarrolló en Colombia como un mecanismo de autodefensa de los agricultores ante la presión que ejercía la guerrilla y el narcotráfico sobre los agricultores, quienes por falta de respuesta del gobierno nacional se vieron en la obligación de pagar a estos grupos subversivos para que los protegieran, el problema fue ganando tamaño y se creó una espiral de guerra que luego se les escapó de las manos a los agricultores y ganaderos, donde el paramilitarismo adquirió fuerza propia y se independizó de los agricultores, al final fue un estado dentro de otro estado.En estos momentos en Colombia todavía luchan por pacificar al país. No queremos en este sitio web fijar posición por las causas que defienden uno u otro bando, si queremos alertar que leyes mal diseñadas e implementadas, así como dejar que la delincuencia se desarrolle a sus anchas es el preludio de problemas como el que vive todavía Colombia.

En Venezuela es común ver a los grandes ganaderos moverse fuertemente escoltados, por miedo a ser secuestrados, la felicidad de estar en una finca se pierde por el grado de medidas de seguridad que hay que implantar para poder hacer acto de presencia. Otros agricultores y ganaderos pagan a entes irregulares sumas de dinero para no ser víctimas de secuestros y robos, lo más lamentable es que esta práctica ya no es en la frontera y cada vez se acerca más a la capital de la república.

Nuevamente son las leyes y la disposición de los gobiernos, los responsables del desarrollo agrícola de un país, los agricultores no pueden estar pensando en implementar mejores técnicas para la producción de alimentos cada día con mayor cantidad y de mejor calidad, si deben dedicar gran parte de su esfuerzo a defenderse de entes antisociales.

La defensa de la soberanía de un país, le corresponde a las Fuerzas Armadas, pero no solo debe ser vista como defensa ante potencias extranjeras también hay que atacar a los amigos de lo ajeno que se aprovechan de lo disperso de las áreas rurales para hacer sus actividades ilegales, crear condiciones para que los ciudadanos ocupen pacíficamente todo el territorio nacional y generen progreso económico es uno de los objetivos que se debe plantear el plan de defensa de la nación. Esto solo se logra protegiendo a la ciudadanía de la delincuencia organizada presente en las zonas rurales.

El agricultor por su parte debe restringir sus visitas a las fincas, viajar siempre acompañado, evitar las horas nocturnas, nunca anunciar cuando va a visitar la finca, ni cuando piensa regresar, en resumen disminuir la posibilidad que determinen su ritmo de trabajo para no dar a conocer  sus momentos de vulnerabilidad.

Presiones de la economía:

La soberania esta en el desarrollo de cultivos nacionales

La economía de los países están sujetas a alzas y bajas, los economistas son los profesionales encargados de estudiar la economía y definir las estrategias para obtener el mejor provecho a cada situación, hay personas que ganan dinero cuando la bolsa de valores sube y cuando la bolsa de valores baja. Por otra parte  al igual que en la bolsa de valores, hay personas que ganan dinero cuando la economía crece y hay personas que aún ganan dinero cuando la economía está en recesión.

El secreto es hacer los estudios económicos necesarios para definir cuando conviene más hacer cierta actividad agrícola que otra actividad agrícola alternativa. A nivel de Gobierno se deben crear condiciones económicas para que sea atractivo a los agricultores dedicarse a actividades que aseguren la soberanía alimentaria del país. Es preferible fomentar la agricultura que presionar con prisión o confiscación de bienes y  tierras para obligar al agricultor a producir determinados alimentos.

Puede que un agricultor tenga que decidir entre sembrar tomate o sembrar tabaco, si la rentabilidad está del lado del tabaco con seguridad ese será el cultivo elegido, a la nación con seguridad le conviene más la siembra de tomate que la de tabaco, pero la estrategia no debería ser prohibir el cultivo de tabaco, más bien crear las condiciones para que al agricultor le sea rentable dedicarse al cultivo de tomate.

Hemos publicado varios artículos sobre los factores de producción, que todos están sintetizados en el siguiente link:

http://www.agro-tecnologia-tropical.com/factores_de_producci_n.html

De ese artículo se pueden visitar los cinco factores de producción, constituidos por  Tierra- Capital y Trabajo, que son los tradicionales, también se pueden visitar  los dos más nuevos que son Tecnología y Empresa.

Resaltamos esta información porque la interacción de estos cinco factores de producción definen la conveniencia o no de realizar determinada actividad agrícola, no considerar las interacciones entre estos cinco factores de producción nos puede acarrear momentos difíciles en la agricultura.

Presión de la competencia:

 

Podemos obtener una buena producción de cierto cultivo, pero si hay mucha oferta en el mercado el precio baja y puede que no exista rentabilidad en el cultivo, esta es la presión que hace que en Chile si no se obtiene una productividad en tomate dentro de invernaderos superior a 120 Ton/Ha, entonces no hay rentabilidad razonable,  la competencia de otros agricultores manifestada con precios bajos presiona a hacer procesos productivos cada vez más eficientes y a aumentar la competitividad.

Bajo el escenario Chileno que un cultivo rinda menos de 120 ton/ha, puede representar pérdidas económicas para el agricultor.

En muchos países se trata de organizar la producción para que la producción sea estable en el tiempo y no se produzcan descensos importantes en los precios que afecten la viabilidad de la agricultura, en otros se trata de exportar los excedentes haciendo una suerte de dumping a nivel internacional afectando a productores agrícolas de otros países con economías abiertas al libre mercado. Para lograr una u otra cosa se requiere mucha planificación y conocimiento de cómo se desarrollan los cultivos de los productores agrícolas.

Que un país permita la libre importación de alimentos e incluso que genere beneficios que incentiven a la importación con el objeto de ofrecer alimentos baratos a la población, van a producir presiones indeseables que afectan la viabilidad de la agricultura en su propio país, en este caso la opción del agricultor es evaluar la posibilidad de cambiarse de rubro y producir otra cosa que si produzca rentabilidad, esto llega a ser traumático porque muchos agricultores solo conocen uno u otro cultivo, sus maquinarias e infraestructura construida que han adquirido con mucho esfuerzo están dimensionadas para realizar determinado cultivo e incluso las técnicas de producción tienen carácter ancestral y bajo la presión de la competencia nacional o internacional deben abandonar esos cultivos y dedicarse a otros que si les permita la supervivencia económica.

A los planificadores nacionales les indicamos que una vez que un productor decide abandonar cierto cultivo es difícil que decida volver a sembrarlo, por eso las políticas públicas deben estar orientadas a fomentar o mantener la supervivencia de los agricultores en línea con el interés nacional. Recalcamos en este punto que el estimulo debe ser de carácter positivo y evitar siempre el carácter coercitivo.

El tratado de libre comercio constituido por la Alianza del Pacífico, formada por Chile, Colombia, Perú y México, abre las economías de estos países a la competencia de los agricultores de la subregión y si le sumamos los acuerdos de libre comercio que mantienen estos países con Estados Unidos de América, entonces significa que los agricultores latinoamericanos también están expuestos a la competencia de los agricultores de Norteamérica y para citar sólo un caso podemos decir que los productores de maíz de México y Colombia con rendimientos máximos del cultivo de 8 ton/Ha, se enfrentan a una competencia importante de los norteamericanos con rendimientos de 14 ton/ha. Esto crea momentos realmente difíciles para los maiceros colombianos y mexicanos que deben buscar otros cultivos donde ser competitivos.

Por supuesto que estos tratados de libre comercio no solo crean momentos difíciles, también abren nuevas oportunidades con cultivos como la caña de azúcar, la yuca, el ñame, la palma africana, mango, piña, etc. donde en las zonas tropicales nos encontramos en condiciones de competencia ventajosas sobre nuestros hermanos del norte y debemos orientar los cultivos a las áreas donde somos más competitivos, esto crea momentos difíciles en la agricultura mientras se hace la transición pero a largo plazo hay que analizar si fue conveniente o no para las economías de la Alianza del Pácifico que asocian al mercado más grande del mundo.

A nivel del agricultor podemos quedar quejándonos del impacto que tiene el tratado de libre comercio con el cultivo del maíz, o podemos estar estudiando cual de esas nuevas alternativas nos conviene mas para cambiarnos y empezar a beneficiarnos de estas nuevas oportunidades de mercado.

El clima define como se producen los cultivos.

La agricultura se puede afectar por las lluvias

 

Todo agricultor sabe que debe estar atento al clima y a sus fluctuaciones, también sabe que debe actuar en consecuencia de acuerdo a las circunstancias que se le presenten, muchas lluvias, sequías, huracanes, así como el fenómeno del niño o la niña son algunas de las cosas que definen la productividad en el campo, a esto hay que agregarle el cambio climático que cambia los patrones de lluvia y sequía de las distintas regiones del mundo, todas estas cosas se pueden ver en el siguiente link:

http://www.agro-tecnologia-tropical.com/climatologia_agr_cola.html

En resumen el clima puede hacernos malas jugadas y crear con mucha frecuencia momentos difíciles al producir la perdida de los cultivos o disminuciones importantes de la productividad que atentan con la supervivencia de los agricultores.

Las plagas y enfermedades siempre se van a producir, los problemas más antiguos tienen protocolos para ser afrontados, pero los problemas  más recientes y nuevos en las distintas zonas agrícolas crean estragos en los agricultores de regiones enteras, por ejemplo que será de los citricultores de los años 80 que vieron morir millones de árboles de naranjas a nivel mundial producto del virus de la tristeza de los cítricos o que será  de los productores de papa en Irlanda en el siglo XIX, afectados por una enfermedad conocida como tizon tardio, causado por un hongo llamado Phythophthora infestans, que causó una hambruna en la población similar a las que veíamos en Etiopía en el siglo XX, en este último caso los momentos difíciles la pasaron los agricultores que perdieron sus cosechas y la población que no logró alimentarse convenientemente.

La mosca blanca creo momentos dificiles en la agricultura

Por el lado de las plagas podemos citar la explosión poblacional de mosca blanca en cultivos de tomate en los llanos venezolanos, ocurrida en la década de los 90, la mosca blanca prácticamente eliminó este cultivo hasta la llegada de los insecticidas del grupo de los neonicotinoides que vino a resolver este problema. En este caso los agricultores pasaron realmente momentos muy difíciles durante varios años hasta que se logró una verdadera solución efectiva al problema.

Estrategias del agricultor ante los momentos difíciles:

 

Los agricultores debemos estar al tanto de la existencia de estos riesgos que pueden causarnos momentos difíciles en la agricultura, no consideramos que la idea sea abandonar el barco y desistir del proyecto de vida que nos planteamos los agricultores, en todo caso es para conocer la existencia de estos riesgos y tomar medidas de mitigación, en algunos casos aprenderemos a vivir con los problemas en otros debemos soportar las nuevas exigencias que nos impone el destino.

Escapar y buscar nuevos horizontes no siempre es la mejor decisión, en toda actividad que emprendamos siempre existe un riesgo y aún quedándonos en casa sin hacer nada siempre existe el riesgo de un terremoto y que se nos caiga el techo encima.

Indudablemente el agricultor siempre debe estar dispuesto al cambio y evitar la tendencia inercial que representan las prácticas ancestrales, por ejemplo los agricultores que siembran maíz en México y Colombia o aprenden nuevas técnicas que los coloque al nivel competitivo de EEUU o buscan otro cultivo para desarrollar, pero hacer lo mismo no les garantiza su supervivencia en el tiempo.

Ante la inseguridad debemos analizar nuestro entorno y actividades que nos exponen a situaciones riesgosas y actuar en consecuencia para disminuir el riesgo de ser víctimas de delincuentes, eso puede significar estar atrincherados en nuestras casas y fincas en las noches con una suerte de toque de queda, pero debemos bailar al ritmo que nos toca el destino.

Hay dos famosos dichos, uno optimista y el otro pesimista.

El optimista dice que no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista.

El pesimista atribuido a las leyes de Murfy dice que no te quejes que siempre puedes estar peor.

Los momentos difíciles al igual que los buenos vienen juntos, hay rachas malas y rachas buenas, sin embargo la decisión de cambiar y dedicarse a otras cosas o emigrar a otros lugares es una decisión personal que depende del entorno de cada quien. Lo cierto es que momentos difíciles siempre van a existir y esta no va a ser la primera vez ni la última que nos exponemos a tiempos difíciles.

La canción Egoísmo de Julio Miranda, es un buen himno para estas situaciones difíciles, para los que no la conocen la pueden escuchar en el siguiente link:

https://youtu.be/2d42Egu0LoY

El texto dice algo así:

Si esa  es la vida,

 la que nos marca el camino que debemos recorrer,

 para mal o para bien

a mi me toco esta ruta y que le vamos a hacer

si hay que perder

aún no estoy resignado

déjenme seguir luchando que mi deseo es vencer

 

Para finalizar siempre debemos dar gracias a Dios por lo que nos da y el siempre tiene una razón para hacer las cosas, en el caso del autor de este artículo agradece a José Gregorio Hernandez el favorable desenlace de un momento difícil recientemente vivido.

Mitigar riesgos para evitar los momentos difíciles es la estrategia escrita en los libros de administración de empresas, la planificación estratégica crea una metodología conocida como análisis DOFA, que es Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas. Los momentos difíciles en la agricultura están de acuerdo a esta técnica de planificación estratégica en la mala valoración de las amenazas o por otro lado conocerlas y no definir estrategias a priori para afrontarlas.

Sin embargo al final aconsejamos seguir la recomendación de Julio Miranda en su canción.

Para cualquier observación, comentario o duda puntual pueden escribirnos al correo de contacto:

comentarios@agro-tecnologia-tropical.com

Si su problema es de plagas o enfermedades, o incluso problemas organizacionales de su finca ponemos a su disposición nuestro programa de asistencia técnica por internet en el siguiente link:

http://www.agro-tecnologia-tropical.com/programa_de_asistencia_tecnica.html